dlmDRENAJE LINFATICO MANUAL, es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia , que favorece el funcionamiento del sistema linfático, crucial para una marcha eficaz del sistema inmunológico.

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, se realizan con el fin de drenar y evacuar líquidos y desechos por vía linfática  que por cualquier causa patológica, se encuentra estancada (edema) a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal, hacia el torrente venoso.

El EDEMA; es el estado de hinchazón visible y palpable , en una parte del cuerpo ,por acúmulo de líquido ,en la mayoría de los casos entre la fascia muscular y la piel.

La LINFA es un líquido claro, que se filtra desde el capilar arterial, al espacio intersticial o intercelular. Contiene sustancias, que no pueden ser transportadas, por el sistema venoso como proteínas y grasas de gran tamaño, desechos metabólicos, glóbulos blancos, bacterias, etc….

El SISTEMA LINFATICO , discurre en nuestro cuerpo a modo de red, de forma paralela al sistema circulatorio, y lleva el sentido de la circulación venosa. Primero recoje la linfa de los tejidos mediante unos conductos extremadamente finos, llamados capilares linfáticos, que penetran en muchos tejidos excepto en el nervioso,  los capilares se unen formando vasos de mayor tamaño, los vasos linfáticos, que transportan la linfa hasta los ganglios linfáticos, pequeños nódulos encargados de depurarla de bacterias, las cuales son destruidas y donde se absorbe, parte de su volumen. De nuevo por medio de los vasos linfáticos, la linfa acaba desaguando en un punto denominado “términus” situado en la unión de las venas yugular y subclavia en el cuello, donde se une a la circulación venosa, pasando a formar parte de la sangre.

tarifas_presoterapia_dlm

El sistema linfático tiene dos funciones principales:

  1. Transporta y drena moléculas grandes, que por sus características no pueden ser recuperadas por el sistema sanguíneo.
  2. En los ganglios linfáticos, se producen los linfocitos, para la defensa del organismo.

Mediante el Drenaje Linfático Manual (DLM) con nuestras manos, ejerciendo una presión muy suave sobre la piel (menos de 40 mmHg) sumado a un movimiento rítmico y lento de impulsión o transporte,  favoreciendo que la linfa avance hasta un 40% más rápido. Del mismo modo, al estimular directamente sobre los ganglios linfáticos, se reduce el enlentecimiento que sufre el flujo de la linfa a su paso, a través de ellos. Se realizan también maniobras de reabsorción del exceso de líquido y proteínas.

Aplicaciones

La aplicación fundamental del drenaje linfático manual terapéutico, está en el campo de la oncología para el tratamiento del linfedema, aunque es tratamiento de elección en el caso de elefantiasis, celulitis, edemas traumáticos , cirugía estética(por ej  post-liposucción).

Las maniobras manuales son muy suaves y siempre indoloras para el paciente.

El drenaje linfático manual terapéutico, es una prescripción médica y debe ser realizado exclusivamente por un fisioterapeuta para garantizar la eficacia del tratamiento.

INDICACIONES:

•    Trastornos dermatológicos; quemaduras, queloides , úlceras por decúbito .
•    Indicaciones estéticas; Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja) edemas faciales, Acné simple, acné rosácea…
•    Varices, piernas cansadas .
•    Fibromialgia .
•    Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas).
•    Edemas linfoestáticos (por.ej. en los edemas de brazo, tras extirpación mamaria).
•    Edema del sistema nervioso (migrañas, dolores de cabeza, vértigo) .
•    Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices.
•    Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis…)
•    Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, tirones musculares, siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas.
•    Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.)
•    Linfedema congénito y adquirido.
•    Edemas en la menstruación.
•    Distonía neurovegetativa (nervios, ansiedad).
•    Hematomas.

Contraindicaciones Relativas

•    – Hipotensión arterial.
•    – Trastornos funcionales del tiroides.
•    – Asma bronquial.
•    – Inflamaciones agudas (gota, reuma, cólico nefrítico)
•    – Post-tromboflebitis y post-trombosis.
•    – Edemas por insuficiencia cardíaca congestiva.

Contraindicaciones Absolutas

•    – Edemas linfodinámicos (pocas proteínas en sangre (desnutrición)).
•    – Neoplasias en curso (cancer).
•    – Infecciones agudas .
•    – Flebitis, trombosis o tromboflebitis en curso.